Quiénes Somos

Nuestra Misión

Operación Movilización trabaja en más de 110 países, motivando y equipando a las personas para compartir el amor de Dios con la gente alrededor del mundo. OM busca ayudar a plantar y fortalecer iglesias en las áreas del mundo en donde Cristo es menos conocido.

Nuestros Valores

  • Conocer y glorificar a Dios
  • Vivir en sumisión a la Palabra de Dios
  • Ser personas de gracia e integridad
  • Servir sacrificadamente
  • Amar y valorar a las personas
  • Evangelizar el mundo
  • Reflejar la diversidad de cuerpo de Cristo
  • Intercesión global
  • Estimar y valorar a la iglesia
Países en los que Trabajamos
110
Misioneros Chilenos Enviados
70
Misioneros Entrenados en Chile
76
Ministerios Evangelísticos
3

Declaración de Fe

  • Creemos que hay un solo Dios, que existe eternamente en tres personas, Padre, Hijo y Espíritu Santo.
  • Creemos en la deidad absoluta y en la completa humanidad de nuestro Señor Jesucristo.
  • Creemos en Su nacimiento virginal, Su vida sin pecado, la autenticidad de Sus milagros, su muerte vicaria y expiatoria, Su resurrección corporal y Su presente trabajo mediador en el cielo.
  • Creemos que las Escrituras, tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento, en sus textos originales, son completamente inspiradas por el Espíritu Santo, sin error, y son la máxima autoridad para la iglesia.
  • Creemos en la personalidad y la deidad del Espíritu Santo. Creemos que Él da vida, santifica, da poder y conforta a todos los creyentes.
  • Creemos que el hombre fue creado originalmente sin pecado. Tentado por Satanás, el hombre cayó poniendo así a toda la raza humana bajo la condenación de la separación eterna de Dios.
  • Creemos que el hombre es salvado por medio del arrepentimiento, y la fe en la obra consumada de Cristo. La justificación es solamente por gracia.
  • Creemos que la iglesia es el cuerpo de Jesucristo compuesto por todos los creyentes verdaderos. El rabajo actual de la iglesia es la adoración a Dios, el perfeccionamiento de los santos y la evangelización del mundo.
  • Creemos en el regreso personal y corporal del Señor Jesucristo para consumar nuestra salvación y establecer Su glorioso Reino.